Actores/Cine/Divas/Fotografía

Rostros

Mis muy estimados lectores:

Gracias a los que han tenido la delicadeza de no retirar su suscripción a este blog a pesar del abandono en que lo he dejado. Este es un post culpable. Últimamente no he tenido muchas ganas de escribir (ya lo habrán notado, mi última publicación es de principios de junio). He visto más películas que nunca, casi tantas como cuando era programadora, pero me han estado faltando ideas (esto de llevar un blog es un ejercicio de constancia que tal vez me quede grande), así que me he tomado una suerte de vacaciones obligadas —a tiempo para el verano—, consagradas a ver fotos. Un poco de hedonismo no viene mal. Parte de culpa la tiene Pinterest, una red social donde sí, uno pierde mucho tiempo (como en todas las redes sociales), lo cual es ideal para estas temporadas de escapismo mental a las que se enfrenta uno en determinados momentos del año (temporadas en las que no importa cuánto te empeñes, no te concentras); pero también se somete a una increíble cantidad de imágenes: basura y prendas, si uno sabe escoger los temas y los tableros a seguir, evitando escrupulosamente las publicaciones de adolescentes, más prendas que basura. Pero la  culpa mayor la tiene Pleasure Photo, un blog que descubrí poco después de mi arribo a la familia WordPress y que tiene compendiado un cúmulo impensable de fotografías de moda, cine y espectáculos en una calidad óptima. VogueVanity FairLife… Edward Steichen, Cecil Beaton, Bert Stern, Richard Avedon, Irving Penn… La lista es larga. Métanse en ese arca de la perdición y entenderán por qué me paso horas postrada en esta silla. Por el momento, les dejo una breve muestra (sí, breve, hay que ahorrar para futuros períodos de sequía literaria), retratos de actrices, algunas de ellas iconos del mundo de la moda. Una selección aleatoria, basada más en las fotografías que en sus protagonistas. Entre mis preferidos el de Louise Brooks, precursora del bob en la era de El gran Gatsby, la chica de Kansas a la que entre mediados de los años veinte y finales de los treinta (su última película data de 1938) Hollywood idolatró y luego deportó prematuramente a un retiro silente, solo abandonado décadas más tarde para volver al cine como escritora (artículos suyos aparecieron en Sight and SoundFilm Culture, Positif y Cahiers du Cinema), nunca más como actriz. Su retrato de 1928, publicado en Vanity Fair en enero de 1929, es uno de los más populares en la obra de Edward Steichen, fotógrafo que nos legara un vasto registro de las divas del cine mudo y cuyo retrato de una Gloria Swanson en sus años de mayor estrellato (ella también caducó tras la llegada del sonido), el rostro velado por un filtro de encaje y turbante, uno de los imprescindibles de la moda de la época, ha sido infinitamente reproducido —en el largometraje argentino Las mariposas de Sadourní (Darío Nardi: 2012) tiene un cameo, por ejemplo— y revisitado por otros autores (pensemos en Sofia Loren en la foto de Bert Stern de 1962). Después de Steichen, George Hurrell. Plantilla de la Metro-Goldwyn-Mayer primero, y tras un período freelance de la Warner Bros, ante su cámara desfiló la crema y nata del Hollywood dorado. Durante la década del treinta, fotografió no pocas veces a Joan Crawford, una de las contadas sobrevivientes de la difícil transición al cine sonoro, que en dicha década vislumbró cuán breve suele ser el amor del público. A solo un año de que la revista Life proclamara su trono de «Queen of movies», un artículo del Independent Film Journal con el insidioso título de «Box Office Poison» la colocó en la posición número cuatro de una lista de intérpretes caros que no recuperaban en taquilla, lista en la que también brillaban sus colegas Greta Garbo, Marlene Dietrich y Katherine Hepburn. Algunas de las fotografías más bellas de la Crawford fueron obra de Hurrell. Les dejo esta, que no será la más glamorosa, pero quizás porque adoro los retratos con sombreros, me enamoró. Por eso y porque ese sombrero no me deja sino concentrarme en el más poderoso atributo de Joan Crawford en mi opinión, unos ojos que podían competir tranquilamente con los de su hermana Baby Jane, aunque nadie les haya escrito una canción. Tratando de esquivar a la clásica Marilyn de Bert Stern, la Marilyn que mejor conocemos, me topé este retrato firmado por Andre de Dienes, uno de los grandes retratistas de Marilyn, autor de todas esas fotos de pin up playera con sombrilla de óvalos que andan rodando por ahí. Es un tanto atípico, quizás el más espontáneo de esta selección. Es la Marilyn de los primeros años, cuando todavía es Norma Jean y no lleva el cabello corto y platinado de sus imágenes más célebres; unos mechones más largos le tapan los ojos, y aún así es inconfundible. No hay fulgores de diva en esta imagen; algo de desamparo, más bien, el desamparo que acompañó a Marilyn hasta el fin. No podía faltar Audrey Hepburn, una de las mujeres más fotografiadas de Hollywood, de quien no voy a hablar en esta ocasión: me limito a compartir esta imagen que, no sé ustedes, pero yo no había visto jamás. Mi querida Grace Kelly, será para la próxima.

Señores, ya sé que esto no es nuevo. Este post es puro facilismo, pero entiéndanme, necesito que el blog deje de lucir como un sitio abandonado. Y al mismo tiempo he pensado que tal vez de vez en vez, así de Pascua a San Juan, convendría sustituir la muela habitual de qué pienso yo sobre tal película, para la cual no siempre tendrán ustedes el día, y refrescar la vista. Después de todo, la fotografía y el cine son parientes cercanos. Y animales que somos de Internet, muchos preferiremos la imagen al texto ¿no?

Un abrazo,

La jefa de todo esto

Gloria Swanson (Chicago, Illinois: 1899-1983). Fotografía de Edward Steichen. Vanity Fair, 1929

Gloria Swanson (Chicago, Illinois: 1899-1983). Fotografía de Edward Steichen. Vanity Fair, 1929

Louise Brooks (Cherryvale, Kansas: 1906-1985). Fotografía de Edward Steichen. 1928

Louise Brooks (Cherryvale, Kansas: 1906-1985). Fotografía de Edward Steichen. Vanity Fair, 1929

Joan Crawford (San Antonio, Texas: 1904-1977). Fotografía de George Hurrell. 1932

Joan Crawford (San Antonio, Texas: 1904-1977). Fotografía de George Hurrell. 1932

Greta Garbo (Estocolmo: 1905-1990). Fotografía de Cecil Beaton. 1946

Greta Garbo (Estocolmo: 1905-1990). Fotografía de Cecil Beaton. 1946

Marilyn Monroe (Los Angeles, California: 1926-1962). Fotografía de Andre de Dienes. Malibu, 1946

Marilyn Monroe (Los Angeles, California: 1926-1962). Fotografía de Andre de Dienes. Malibu, 1946

Grace Kelly (Filadelfia, Pensilvania: 1929-1982). Fotografía de Howell Conant

Grace Kelly (Filadelfia, Pensilvania: 1929-1982). Fotografía de Howell Conant

Ingrid Bergman (Estocolmo: 1915-1982). Fotografía de Richard Avedon. Nueva York. 1961

Ingrid Bergman (Estocolmo: 1915-1982). Fotografía de Richard Avedon. Nueva York. 1961

Audrey Hepburn (Ixelles: 1929-1993). Fotografía de Gian Paolo Barbieri. Vogue Italia, 1969

Audrey Hepburn (Ixelles: 1929-1993). Fotografía de Gian Paolo Barbieri. Vogue Italia, 1969

Faye Dunaway (Bascom, Florida: 1941). Fotografía de Jerry Schatzberg. 1967

Faye Dunaway (Bascom, Florida: 1941). Fotografía de Jerry Schatzberg. 1967

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s